Centro de Estética Ana Marco

976 730 481 | ana@esteticaanamarco.com

Cera caliente, ¿cómo es el tratamiento?

Cera caliente, ¿cómo es el tratamiento? - Centro de Estética Ana Marco

En posts anteriores os hemos hablado acerca de la cera caliente. Sin embargo, en el post de hoy vamos a explicaros cómo se realiza un tratamiento de depilación con ella.

En primer lugar, debemos explicaros que la cera caliente se trata de un método de depilación superficial, el cual permite acceder a zonas amplias y reducidas, lo que lo ha convertido en el tratamiento más versátil.

En cuanto al nivel de dolor, resulta mucho más soportable (unas zonas más que otras) en comparación con otros métodos como el láser, ya que permite arrancar el vello de una zona mayor en cada tirón. No obstante, es más doloroso que otros como la cuchilla o la crema depilatoria, los cuales no producen ningún dolor debido a que no se arranca el vello, sino que se corta.

Pasos

Antes de la realización del tratamiento, es imprescindible llevar la piel hidratada. Con esto nos referimos a que antes de acudir a la sesión, debéis aseguraros de que vuestra piel está limpia. Si aún así preferís darle un toque extra, podéis haceros una pequeña exfoliación el día anterior a la visita.

Una vez tenidos en cuenta estos truquillos, podemos empezar:

Poner la cera a calentar

En los centros de estética, el método más empleado es mediante calentadores. Se trata de unos recipientes generalmente circulares que permiten derretir la cera y dejarla a la temperatura deseada para su utilización. Esta temperatura no debe ser ni muy caliente ni muy fría, ya que en el primer caso puede ocasionar quemaduras en la piel; y en el segundo, no tendrá su efecto deseado al estar demasiado rígida.

Esparcir la cera caliente en la zona a depilar

Este es el paso en el que influye la temperatura de la cera. Cuanto más adecuada sea la temperatura a la que se encuentre, más fácil resultará su esparcimiento.

Lo más importante de este paso es esparcirla en la dirección en la que crece el pelo. Generalmente, esta dirección será de arriba abajo, pero dependiendo de la zona que se desee depilar esto puede variar.

La importancia de esta dirección se debe a que la retirada se debe hacer en la dirección contraria, por lo que, si la colocamos de una forma que no es correcta, su extracción tampoco lo será.

Retirar la cera caliente

Como hemos dicho, hay que tirar de la cera en dirección a contrapelo, lo cual permitirá que el vello sea arrancado correctamente desde la raíz. Este proceso debe hacerse con suavidad, ya que la piel es delicada, pero a su vez debe ser un tirón seco, para asegurarnos de que se desprende de su raíz.

Repetir el proceso

Será necesario repetir este proceso las veces suficientes como para eliminar por completo todo el vello de la zona que se está depilando.

Hidratar la piel

Es de suma importancia dejar toda la zona depilada con la hidratación suficiente, ya que, al finalizar la sesión, los poros están muy abiertos y además será un buen momento para que la crema penetre en mejores condiciones.

Cuidados posteriores

A pesar de que al finalizar el tratamiento se debe hidratar la zona, es conveniente que sigáis haciéndolo también en vuestras casas. Cuanto más hidratada esté la piel, menos escozor y molestias notaréis.

Prevenciones antes y después de la cera caliente

Antes de la realización del tratamiento, si tenéis la menstruación en el momento de la realización de la depilación, es conveniente que lo aviséis a la especialista, ya que en estos momentos la tolerancia al dolor disminuye y pueden experimentarse más molestias de lo habitual.

Después de la depilación, hay que evitar la exposición directa al sol, así como la utilización de perfumes que puedan provocar escozor en la piel.  De igual forma, no es recomendable realizar ejercicios que provoquen excesiva sudoración o el empleo de ropa muy ajustada.

Recomendaciones

Para la realización del proceso, es conveniente seguir una serie de recomendaciones para asegurarnos de que todo va lo mejor posible. Existen muchas recomendaciones, pero las más relevantes son las siguientes:

Primero, es necesario acudir a la sesión con la piel limpia, pero hay que evitar untar cremas, aceites o desodorantes.

Segundo, para que la extracción del vello sea lo más eficaz posible, debéis llevar como mínimo una semana sin depilaros, ya que así nos aseguramos de que el pelo tendrá la largura suficiente como para poder ser arrancado.

Tercero, hay que tener mucho cuidado con la temperatura de la cera, debiendo estar alrededor de los 36-37°C. Una vez colocada, es necesario esperar unos minutos a que se seque y se adhiera correctamente al pelo que se quiere retirar.

En cuarto lugar, es de vital importancia tomar las precauciones que os hemos comentado, para aseguraros de no sufrir daños en la piel.

Por último, debéis confiar en la profesional que os realice el tratamiento, ya que dependiendo de la zona a tratar pueden aparecer pudores. Sin embargo, tened en cuenta que se trata de expertas que saben perfectamente cómo manejar estas situaciones.

Si tenéis cualquier duda o consulta antes, durante o después de la depilación con cera caliente, no dudéis en preguntarnos. Nos vemos en el Centro de Estética Ana Marco en Zaragoza.

¡Hasta la próxima!

Fotodepilación y sus mitos

Fotodepilación y sus mitos - Centro de Estética Ana Marco

Seguro que en alguna ocasión habéis oído a alguien hablar de la fotodepilación, sin embargo, puede que no conozcáis todas sus características y las particularidades de este tipo de depilación frente a las demás.

Se trata de un sistema de depilación permanente que se efectúa mediante un aparato que envía luz directamente a la raíz del vello. Por ello, a pesar de que comúnmente al hablar de fotodepilación tendemos a pensar en la luz pulsada o IPL, dentro de la fotodepilación se incluyen todas las técnicas de depilación que se realizan mediante la emisión de luz hacia la piel.

Tipos de fotodepilación

Láser

Es el tratamiento de depilación permanente más extendido y conocido por el público. A su vez es el más preciso y efectivo en zonas muy localizadas debido a que es el que se realiza con una mayor intensidad.

A diferencia de los tratamientos mediante luz pulsada, el láser se lleva a cabo mediante un sistema de arrastre por la piel, lo que consigue que las sesiones se realicen de forma más rápida que en los otros dos casos.

Luz pulsada intensa

Comúnmente es denominado IPL o luz pulsada, ya que la metodología para realizar el tratamiento es mediante pulsaciones en cada zona. Se trata de un proceso más lento y que precisa de un mayor número de sesiones que el láser, pero también resulta menos invasivo para la piel. Debido a esto último y a que supone un coste menor, se trata del sistema más practicado actualmente.

Sus principales diferencias con el láser radican en la metodología de aplicación y en la potencia con la que se emite la luz. Ambas dos son las causas de que los resultados no sean del todo iguales.

Luz pulsada intensa con radiofrecuencia

Se trata de un sistema similar al anterior, pero con algunas pequeñas diferencias. Es el menos agresivo y dañino para la piel de los tres, siendo a la vez el que más tipos de vello es capaz de eliminar. Esto se debe principalmente a que aquellos vellos finos o claros son más difíciles de eliminar, sobre todo si el tono de piel no hace contraste. Sin embargo, este problema se soluciona con este método, ya que es el más indicado para personas con vello canoso, claro o pelirrojo.

Mitos sobre la fotodepilación

Se han extendido numerosos mitos sobre la población acerca de los tres tipos de fotodepilación. Por eso hoy vamos a desmentiros algunos de ellos.

El láser y la luz pulsada son iguales

Como hemos comentado anteriormente, entre ambos tratamientos existen diferencias, siendo principalmente las siguientes:

  • El láser es más eficaz debido a que precisa de menos sesiones
  • Relacionado con el número de sesiones, el láser tiene un coste algo mayor que la luz pulsada
  • La luz pulsada es más recomendable para amplias zonas, mientras que el láser es preferible en zonas más localizadas

La fotodepilación no es permanente

Al tratarse de un sistema que ataca directamente la raíz del vello, tiene los efectos más permanentes del mercado, sin embargo, es necesario realizar un número de sesiones que dependerá del tipo de piel y color del vello de cada persona.

Es un tratamiento doloroso

El concepto del dolor es muy diferente para cada persona. Además, en el caso de no querer sentir nada de dolor os recomendamos la luz pulsada, ya que al efectuarse con menor potencia es más difícil que sintáis dolor. Sin embargo, a pesar de que el láser se nota más en cuanto a intensidad, la duración de las sesiones es mucho menor, y con la potencia adecuada no tiene por qué producir dolor.

No se puede depilar la zona de una sesión a otra

Este es uno de los mitos más extendidos y que a su vez más preocupa a la gente a la hora de realizarse el tratamiento. Es el mito que menos verdad tiene, ya que precisamente para la realización del tratamiento es necesario haber depilado la zona con cuchilla un poco antes.

Creemos que los que ha hecho que se extienda este mito es que durante un tratamiento de fotodepilación no podemos depilarnos con cera u otros tratamientos que arranquen el vello de raíz. Esto es debido a que la metodología se basa en la actuación sobre la raíz del cabello, por lo que, si entre sesión y sesión lo arrancamos, no habrá raíz sobre la que actuar.

Qué tratamiento elegir

Os hemos comentado las diferencias que existen entre los diversos tratamientos, por lo que ahora depende de vosotros elegir cuál es el que más se adapta a vuestro vello y piel.

En cualquier caso, si aún así tenéis alguna duda y queréis pedir información, en el Centro de Estética Ana Marco en Zaragoza os ayudamos con lo que necesitéis.

¡Hasta la próxima!

Cera caliente en Zaragoza

Cera caliente en Zaragoza - Centro de Estética Ana Marco

En el blog de Centro de Estética Ana Marco hemos hablado varias veces de depilación, pero hoy nos vamos a centrar en la depilación con cera caliente en Zaragoza. Para empezar, debemos conocer qué es la cera caliente. Este método de depilación lo encontramos en forma de pastillas y debe calentarse antes de su uso hasta que se derrita por completo. Esta cera suele estar hecha a base de resinas vegetales o cera de abeja y contiene, además, otros elementos que la enriquecen.

Cera caliente en Zaragoza

La depilación con cera caliente suele ser de las más utilizadas en los centros de estética, aunque cada vez menos. En nuestro Centro de Estética Ana Marco somos especialistas en su uso. Este producto se somete a alta temperatura y, por ello, cuando entra en contacto con la piel hace que el poro se dilate y así conseguimos arrancar el pelo mejor desde la raíz. Para su preparación, la cera se coloca en un calentador especial que, transcurridos unos minutos para que no queme la piel, se aplica en el sentido que crece el bello, se deja enfriar y se quita con un tirón.

Ya sea para las piernas, ingles, axilas o cualquier otra parte del cuerpo, para que la depilación con cera caliente sea eficaz se recomienda seguir una serie de pasos antes y después del tratamiento. ¡Te los contamos para que no se te olviden en este blog!

Consejos antes de la depilación 

Estos son algunos pasos que deberías seguir antes de someterte a un tratamiento con cera caliente. Cuando ya estés acostumbrada o acostumbrado los harás directamente, pero no viene mal recordarlos sobre todo para personas primerizas en este ámbito.

1. Exfolia tu piel un par de días antes de la depilación

Gracias a este proceso conseguirás que el vello se arranque desde el folículo, por lo que no tendremos que preocuparnos por pelos enquistados o por la aparición de granos en la piel. Pero nunca lo hagas el mismo día de la depilación ya que, si lo haces así, tu piel estará muy sensible y la cera podría dañarte más de lo necesario.

2. Antes de acudir a la sesión aplícate una crema hidratante no grasa

Si hacemos este paso lograremos que el vello salga con mayor facilidad. Eso sí, la crema no debe ser grasa ya que podría dificultar la aplicación de la cera en la piel

3. Evita exponerte al sol antes de depilarte

Aunque el bronceado queda muy bien y es importante tomar el sol de vez en cuando, si vamos a depilarnos después no es nada recomendable. La exposición a su radiación hace que la piel esté mucho más sensible e irritada, por lo que la cera caliente puede dañarla.

Consejos tras la depilación con cera caliente

Para cuidar tu piel correctamente también es importante seguir una serie de pasos una vez nos hayamos depilado. Estos son:

1. Mantén la piel hidratada y usa algún producto calmante

Un ejemplo es el aloe vera, muy recomendado cuando la piel se encuentra irritada ya que se trata de un producto natural con diversas propiedades beneficiosas y que hace que la zona se recupere mucho mejor tras la depilación. Este recomendación se acrecienta cuando hablamos de zonas de la piel más sensibles como pueden ser ingles o axilas.

2. No tomar el sol las horas posteriores a la depilación

Como ya hemos comentado antes, el sol puede irritar la zona y llevar a que se recupere peor tras la depilación

Ventajas y desventajas de la depilación con cera caliente en Zaragoza

Es muy probable que si has llegado hasta aquí sea porque te estás planteando varios métodos de depilación y no estés seguro o segura de cuál es el más indicado para ti. Por ello, pensamos que no hay mejor forma de terminar que repasando las ventajas y desventajas de este tratamiento. Así, agruparemos en una breve lista los pros y contras de la cera caliente y te será más fácil decantarte por un método u otro.

Ventajas

  • El vello tarda bastante en salir: aproximadamente se estima que son 4 semanas las que durará la depilación, por lo que hablamos de un tiempo bastante amplio en comparación con otros métodos como la cuchilla.
  • El pelo crece mas fino: por ello, las próximas veces que acudas a realizarte la depilación será más fácil arrancarlo y menos molesto
  • Duración en aumento: cuantas más veces te depiles con cera caliente mayor será el tiempo que puedas pasar sin tener que volver a depilarte
  • Suavidad en la piel: tras depilarte con cera la piel estará mucho más suave que con otros métodos que pueden hacer que la piel pinche un poco ya que no arrancan el vello sino que solo lo recortan.

Desventajas

  • Se trata de una depilación dolorosa de primeras. Aun así, con el paso del tiempo la piel se acostumbra y el vello comienza a crecer más débil por lo que el dolor también disminuye.
  • Es necesario esperar que el pelo tenga una longitud de 5mm para que este método sea eficaz

Conclusión 

La cera caliente es uno de los métodos más utilizados, aunque con la aparición del láser han sido muchos los que han decidido cambiarla. Aun así, sigue siendo perfecta para pieles que no puedan someterse al láser o que no puedan pagarlo, ya que hablamos de un método mucho más económico. En el caso de que no te convenza este método, existen otros muchos que han ido apareciendo a lo largo del artículo, como la cuchilla o crema depilatoria.

Desde nuestro Centro de Estética Ana Marco aconsejamos este método y, si lo tienes claro y piensas que es la técnica perfecta para ti, te recomendamos que vengas a visitarnos y nosotras te asesoraremos en todo lo posible. Por último, esperamos que os haya gustado este blog sobre cera caliente en Zaragoza y os haya sido de utilidad. Podéis leer más sobre depilación y otros temas en nuestra página web, y contactar con nosotras y reservar a través de ella.

¡Os esperamos!

Todo sobre la fotodepilación

Fotodepilación- Centro de Estética Ana Marco

Cada vez más, nos preguntamos cuál es la mejor manera de depilarnos. Por ello, en este blog te comentamos todo lo que necesitas saber sobre la fotodepilación. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es?

La fotodepilación se trata de una forma de eliminar el vello no deseado que ha ido adquiriendo mayor relevancia en los últimos años. Se trata de una forma de eliminar el vello prácticamente indoloro a partir de métodos de luz. Principalmente, distinguimos dos tipos de fotodepilación: el láser y la luz pulsada (IPL), ambos nos permiten eliminar el vello de forma casi definitiva. Pero, ¿sabes realmente en qué consiste cada tipo de depilación? A continuación, te resolvemos todas tus dudas.

Diferencias entre láser y la luz pulsada (IPL)

La principal diferencia entre ambos tipos de depilación es la luz que se utiliza.

Por un lado, la depilación láser consiste en un método muy preciso y selectivo debido a que el tipo de luz que utiliza es monocromática. Dicha luz concentra una gran potencia que incide directamente en el folículo del pelo, lo que hace que los resultados sean visibles de forma muy rápida y es recomendable para pieles oscuras.

Por otro lado, con el método de depilación de luz pulsada (IPL) la luz que se utiliza es de banda ancha o policromática, lo que le permite adaptarse a cualquier tipo de piel y vello. Ambos tipos de depilación se dirigen a la melanina del pelo y es por eso que podemos obtener unos resultados permanentes.

Cabe destacar que, no todos somos iguales. Esto, se traslada también a este tema. No todas las personas que se realicen estos tipos de depilación obtendrán los mismos resultados necesariamente. Depende de muchos factores. Los más destacados son el color del vello y la piel, la energía empleada y la frecuencia de repetición de las sesiones.

Ventajas y/o beneficios de la fotodepilación

A continuación, os citaremos cuales son las principales ventajas o beneficios que obtenemos si utilizamos alguno de los tipos de fotodepilación nombrados anteriormente.

  • Se trata de una forma de depilarte adecuada tanto para pieles oscuras (depilación láser) como para pieles más claras (depilación IPL o método de luz pulsada).
  • También abarca una gran variedad colores de vello, siendo la luz pulsada una buena forma de depilarse si el vello que deseas eliminar es bastante rubio. Mientras que, puedes optar por la depilación láser si el vello es más oscuro.
  • Se trata de un sistema de depilación rápido y prácticamente indoloro. En comparación con otras formas de depilarse más tradicionales como puede ser la depilación con cera tanto caliente como fría.
  • A largo plazo resulta la forma de depilación más económica, tanto si optamos por la depilación láser como por la luz pulsada.
  • Otro punto a favor de este tipo de depilación, es que se puede realizar en amplias zonas del cuerpo como pueden ser las piernas o la espalda. Al igual que es adecuada para la depilación de zonas más delicadas.
  • Y, por último, pero no por ello menos importante. Con la fotodepilación, tanto láser como luz pulsada, se consiguen resultados duraderos o prácticamente definitivos.

Desventajas de la fotodepilación

Cualquier forma de depilarse tiente tanto sus aspectos positivos como negativos. En este apartado, nos centramos en los aspectos negativos de la fotodepilación.

  • En primer lugar, es posible que, con estos métodos de eliminación del vello a partir de la luz, se sufran algunas lesiones en la piel. Suele tratarse de alguna lesión superficial o rojez que desaparece al cabo de unos días.
  • Para evitar que estas lesiones produzcan otros daños peores es muy importante aumentar el cuidado de nuestra piel tanto antes como después de la exposición de este tipo de tratamientos. Puedes conocer más sobre estas recomendaciones en el siguiente apartado de nuestro blog.
  • No se recomienda su aplicación en zonas muy delicadas o dañadas como zonas con pecas oscuras y en quemaduras.
  • La fotodepilación no se trata de una buena opción en caso de padecer alguna enfermedad como la diabetes o la epilepsia. Esta forma de depilación tampoco es recomendable para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Recomendaciones

Seguidamente te explicamos las principales medidas que deberías tener en cuenta si te estas exponiendo a algún tipo de fotodepilación para eliminar el vello.

Fundamentalmente, antes de la realización de una sesión de fotodepilación es muy importante evitar la exposición al sol. También, deberías utilizar una crema para hidratar y proteger la piel de los rayos UVA. Aproximadamente un mes antes de empezar con el tratamiento, debemos dejar de realizar cualquier otro tipo de depilación empleada con anterioridad, dado a que en general, se arranca el vello de raíz. Algo incompatible con nuestro tratamiento. Antes de acudir a nuestra primera cita de un tratamiento de fotodepilación debemos rasurar la zona que queramos eliminar el vello.

Después de la exposición al tratamiento de fotodepilación, debemos acordarnos de cuidar la zona. Por eso, recomendamos un gel de Aloe vera puro para regenerar la piel de la zona tratada. También, se desaconseja utilizar cualquier tipo de crema, desodorante o maquillaje con alcohol para evitar la irritación de la piel.

Precios

Uno de los temas más importante a la hora de elegir un método de depilación es el precio de este. En algunos centros de estética se suelen lanzar ofertas para que los clientes se animen a probar la fotodepilación. En nuestro caso, en nuestro gabinete de belleza Ana Marco, hemos lanzado un bono especial de fotodepilación. El bono incluye 8 sesiones de inglés o axilas por tan solo 50 euros. ¡No lo puedes dejar escapar!

Resultados y repetición

Por lo general y dependiendo del tipo de piel y vello de cada cliente los resultados varían. Estos tratamientos de fotodepilación permiten una reducción permanente del vello. Siempre y cuando se realicen las sesiones establecidas por el profesional del centro. Normalmente y dependiendo de la persona y de zona a tratar suelen ser necesarias entre 7 y 10 sesiones, realizadas cada 2 o 3 meses, para eliminar el vello de forma permanente.

Esperamos haber resuelto vuestras dudas sobre la fotodepilación. En nuestro gabinete de estética Ana Marco disponemos de grandes profesionales que pueden resolver cualquier pregunta que tengas sobre la fotodepilación.

¡Hasta el próximo jueves!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies