Centro de Estética Ana Marco

976 730 481 | ana@esteticaanamarco.com

Fotodepilación y sus mitos

Fotodepilación y sus mitos - Centro de Estética Ana Marco

Seguro que en alguna ocasión habéis oído a alguien hablar de la fotodepilación, sin embargo, puede que no conozcáis todas sus características y las particularidades de este tipo de depilación frente a las demás.

Se trata de un sistema de depilación permanente que se efectúa mediante un aparato que envía luz directamente a la raíz del vello. Por ello, a pesar de que comúnmente al hablar de fotodepilación tendemos a pensar en la luz pulsada o IPL, dentro de la fotodepilación se incluyen todas las técnicas de depilación que se realizan mediante la emisión de luz hacia la piel.

Tipos de fotodepilación

Láser

Es el tratamiento de depilación permanente más extendido y conocido por el público. A su vez es el más preciso y efectivo en zonas muy localizadas debido a que es el que se realiza con una mayor intensidad.

A diferencia de los tratamientos mediante luz pulsada, el láser se lleva a cabo mediante un sistema de arrastre por la piel, lo que consigue que las sesiones se realicen de forma más rápida que en los otros dos casos.

Luz pulsada intensa

Comúnmente es denominado IPL o luz pulsada, ya que la metodología para realizar el tratamiento es mediante pulsaciones en cada zona. Se trata de un proceso más lento y que precisa de un mayor número de sesiones que el láser, pero también resulta menos invasivo para la piel. Debido a esto último y a que supone un coste menor, se trata del sistema más practicado actualmente.

Sus principales diferencias con el láser radican en la metodología de aplicación y en la potencia con la que se emite la luz. Ambas dos son las causas de que los resultados no sean del todo iguales.

Luz pulsada intensa con radiofrecuencia

Se trata de un sistema similar al anterior, pero con algunas pequeñas diferencias. Es el menos agresivo y dañino para la piel de los tres, siendo a la vez el que más tipos de vello es capaz de eliminar. Esto se debe principalmente a que aquellos vellos finos o claros son más difíciles de eliminar, sobre todo si el tono de piel no hace contraste. Sin embargo, este problema se soluciona con este método, ya que es el más indicado para personas con vello canoso, claro o pelirrojo.

Mitos sobre la fotodepilación

Se han extendido numerosos mitos sobre la población acerca de los tres tipos de fotodepilación. Por eso hoy vamos a desmentiros algunos de ellos.

El láser y la luz pulsada son iguales

Como hemos comentado anteriormente, entre ambos tratamientos existen diferencias, siendo principalmente las siguientes:

  • El láser es más eficaz debido a que precisa de menos sesiones
  • Relacionado con el número de sesiones, el láser tiene un coste algo mayor que la luz pulsada
  • La luz pulsada es más recomendable para amplias zonas, mientras que el láser es preferible en zonas más localizadas

La fotodepilación no es permanente

Al tratarse de un sistema que ataca directamente la raíz del vello, tiene los efectos más permanentes del mercado, sin embargo, es necesario realizar un número de sesiones que dependerá del tipo de piel y color del vello de cada persona.

Es un tratamiento doloroso

El concepto del dolor es muy diferente para cada persona. Además, en el caso de no querer sentir nada de dolor os recomendamos la luz pulsada, ya que al efectuarse con menor potencia es más difícil que sintáis dolor. Sin embargo, a pesar de que el láser se nota más en cuanto a intensidad, la duración de las sesiones es mucho menor, y con la potencia adecuada no tiene por qué producir dolor.

No se puede depilar la zona de una sesión a otra

Este es uno de los mitos más extendidos y que a su vez más preocupa a la gente a la hora de realizarse el tratamiento. Es el mito que menos verdad tiene, ya que precisamente para la realización del tratamiento es necesario haber depilado la zona con cuchilla un poco antes.

Creemos que los que ha hecho que se extienda este mito es que durante un tratamiento de fotodepilación no podemos depilarnos con cera u otros tratamientos que arranquen el vello de raíz. Esto es debido a que la metodología se basa en la actuación sobre la raíz del cabello, por lo que, si entre sesión y sesión lo arrancamos, no habrá raíz sobre la que actuar.

Qué tratamiento elegir

Os hemos comentado las diferencias que existen entre los diversos tratamientos, por lo que ahora depende de vosotros elegir cuál es el que más se adapta a vuestro vello y piel.

En cualquier caso, si aún así tenéis alguna duda y queréis pedir información, en el Centro de Estética Ana Marco en Zaragoza os ayudamos con lo que necesitéis.

¡Hasta la próxima!

Todo sobre la fotodepilación

Fotodepilación- Centro de Estética Ana Marco

Cada vez más, nos preguntamos cuál es la mejor manera de depilarnos. Por ello, en este blog te comentamos todo lo que necesitas saber sobre la fotodepilación. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es?

La fotodepilación se trata de una forma de eliminar el vello no deseado que ha ido adquiriendo mayor relevancia en los últimos años. Se trata de una forma de eliminar el vello prácticamente indoloro a partir de métodos de luz. Principalmente, distinguimos dos tipos de fotodepilación: el láser y la luz pulsada (IPL), ambos nos permiten eliminar el vello de forma casi definitiva. Pero, ¿sabes realmente en qué consiste cada tipo de depilación? A continuación, te resolvemos todas tus dudas.

Diferencias entre láser y la luz pulsada (IPL)

La principal diferencia entre ambos tipos de depilación es la luz que se utiliza.

Por un lado, la depilación láser consiste en un método muy preciso y selectivo debido a que el tipo de luz que utiliza es monocromática. Dicha luz concentra una gran potencia que incide directamente en el folículo del pelo, lo que hace que los resultados sean visibles de forma muy rápida y es recomendable para pieles oscuras.

Por otro lado, con el método de depilación de luz pulsada (IPL) la luz que se utiliza es de banda ancha o policromática, lo que le permite adaptarse a cualquier tipo de piel y vello. Ambos tipos de depilación se dirigen a la melanina del pelo y es por eso que podemos obtener unos resultados permanentes.

Cabe destacar que, no todos somos iguales. Esto, se traslada también a este tema. No todas las personas que se realicen estos tipos de depilación obtendrán los mismos resultados necesariamente. Depende de muchos factores. Los más destacados son el color del vello y la piel, la energía empleada y la frecuencia de repetición de las sesiones.

Ventajas y/o beneficios de la fotodepilación

A continuación, os citaremos cuales son las principales ventajas o beneficios que obtenemos si utilizamos alguno de los tipos de fotodepilación nombrados anteriormente.

  • Se trata de una forma de depilarte adecuada tanto para pieles oscuras (depilación láser) como para pieles más claras (depilación IPL o método de luz pulsada).
  • También abarca una gran variedad colores de vello, siendo la luz pulsada una buena forma de depilarse si el vello que deseas eliminar es bastante rubio. Mientras que, puedes optar por la depilación láser si el vello es más oscuro.
  • Se trata de un sistema de depilación rápido y prácticamente indoloro. En comparación con otras formas de depilarse más tradicionales como puede ser la depilación con cera tanto caliente como fría.
  • A largo plazo resulta la forma de depilación más económica, tanto si optamos por la depilación láser como por la luz pulsada.
  • Otro punto a favor de este tipo de depilación, es que se puede realizar en amplias zonas del cuerpo como pueden ser las piernas o la espalda. Al igual que es adecuada para la depilación de zonas más delicadas.
  • Y, por último, pero no por ello menos importante. Con la fotodepilación, tanto láser como luz pulsada, se consiguen resultados duraderos o prácticamente definitivos.

Desventajas de la fotodepilación

Cualquier forma de depilarse tiente tanto sus aspectos positivos como negativos. En este apartado, nos centramos en los aspectos negativos de la fotodepilación.

  • En primer lugar, es posible que, con estos métodos de eliminación del vello a partir de la luz, se sufran algunas lesiones en la piel. Suele tratarse de alguna lesión superficial o rojez que desaparece al cabo de unos días.
  • Para evitar que estas lesiones produzcan otros daños peores es muy importante aumentar el cuidado de nuestra piel tanto antes como después de la exposición de este tipo de tratamientos. Puedes conocer más sobre estas recomendaciones en el siguiente apartado de nuestro blog.
  • No se recomienda su aplicación en zonas muy delicadas o dañadas como zonas con pecas oscuras y en quemaduras.
  • La fotodepilación no se trata de una buena opción en caso de padecer alguna enfermedad como la diabetes o la epilepsia. Esta forma de depilación tampoco es recomendable para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Recomendaciones

Seguidamente te explicamos las principales medidas que deberías tener en cuenta si te estas exponiendo a algún tipo de fotodepilación para eliminar el vello.

Fundamentalmente, antes de la realización de una sesión de fotodepilación es muy importante evitar la exposición al sol. También, deberías utilizar una crema para hidratar y proteger la piel de los rayos UVA. Aproximadamente un mes antes de empezar con el tratamiento, debemos dejar de realizar cualquier otro tipo de depilación empleada con anterioridad, dado a que en general, se arranca el vello de raíz. Algo incompatible con nuestro tratamiento. Antes de acudir a nuestra primera cita de un tratamiento de fotodepilación debemos rasurar la zona que queramos eliminar el vello.

Después de la exposición al tratamiento de fotodepilación, debemos acordarnos de cuidar la zona. Por eso, recomendamos un gel de Aloe vera puro para regenerar la piel de la zona tratada. También, se desaconseja utilizar cualquier tipo de crema, desodorante o maquillaje con alcohol para evitar la irritación de la piel.

Precios

Uno de los temas más importante a la hora de elegir un método de depilación es el precio de este. En algunos centros de estética se suelen lanzar ofertas para que los clientes se animen a probar la fotodepilación. En nuestro caso, en nuestro gabinete de belleza Ana Marco, hemos lanzado un bono especial de fotodepilación. El bono incluye 8 sesiones de inglés o axilas por tan solo 50 euros. ¡No lo puedes dejar escapar!

Resultados y repetición

Por lo general y dependiendo del tipo de piel y vello de cada cliente los resultados varían. Estos tratamientos de fotodepilación permiten una reducción permanente del vello. Siempre y cuando se realicen las sesiones establecidas por el profesional del centro. Normalmente y dependiendo de la persona y de zona a tratar suelen ser necesarias entre 7 y 10 sesiones, realizadas cada 2 o 3 meses, para eliminar el vello de forma permanente.

Esperamos haber resuelto vuestras dudas sobre la fotodepilación. En nuestro gabinete de estética Ana Marco disponemos de grandes profesionales que pueden resolver cualquier pregunta que tengas sobre la fotodepilación.

¡Hasta el próximo jueves!

¿Qué es el fotorejuvenecimiento facial?

¿Qué es el fotorejuvenecimiento facial? | Ana Isabel Marco - Gabinete de Belleza

Una forma de tratar las lesiones que aparecen en la piel es el fotorejuvenecimiento facial. El rostro y el escote son los primeros lugares en experimentar de una forma más notable el paso del tiempo. Esto se debe en gran medida a la elevada exposición al sol a la que se someten y el maltrato diario de la piel. De esta forma, las arrugas, manchas, áreas enrojecidas y otras irregularidades que se puedan formar en la piel pueden ser eliminadas gracias a esta técnica.

¿Cómo funciona el fotorejuvenecimiento facial?

El fotorejuvenecimiento es un tratamiento totalmente indoloro que, mediante la aplicación de pulsos de luz intensa en la piel, estimula la formación de nuevo colágeno, ya sea en una o varias sesiones.

Nuestra piel está formada por fibras de colágeno, elastina y células que van disminuyendo con el paso de los años. Esto, junto a actores externos como el tabaco o la elevada exposición al sol, terminan causando el envejecimiento de la piel. Por eso, gracias al rejuvenecimiento facial podemos llegar a formar colágeno tanto en el rostro como en el cuello y el escote, lo que permite mejorar de forma notable la apariencia de la piel, su salud y su elasticidad.

Para aplicar este tratamiento se utiliza un láser que, aplicado por un especialista de forma eficaz, es capaz de eliminar imperfecciones como pequeñas venas, machas en la cara, enrojecimiento y parte de la debilidad de papada y pómulos.

¿Cuántos métodos existen?

Hay más de una forma de realizar la técnica del fotorejuvenecimiento, pero el de luz pulsado o IPL es el más conocido por su gran versatilidad y sus resultados. Aun así, si estas interesado en este tratamiento puedes barajar las diversas opciones existentes:

  • Láser dermoactive FX: es la técnica más innovadora y proporciona resultado en una única sesión. Esto se debe a que se utiliza un láser de alta potencia que concentra un tratamiento de varias sesiones en una sola aplicación
  • Láser Erbio-Yag: este láser está diseñado para devolver a la piel la tensión y aspecto que lucía años atrás. Lo que hace es ir destruyendo las capas superficiales de la piel en peor estado mediante una luz. Así, puede eliminar, por ejemplo, las marcas del acné. Su mayor problema es que puede generar cierta incomodidad.
  • Luz pulsada o IPL: la luz pulsada es una fuente lumínica intensa que actúa eliminando todas las estructuras indeseables o lesiones oscuras de la piel.

¿En qué consiste el Fotorejuvenecimiento facial IPL?

Este tratamiento actúa reduciendo el tamaño de los poros y la profundidad de las arrugas. Además, ayuda a sintetizar el nuevo colágeno en la piel. Por otro lado, reduce las machas y mejora la textura de la piel. Todo ello se consigue en unas cuatro o cinco sesiones de entre una media hora y una hora.

El fotorejuvenecimiento facial IPL está pensado para tratar los eritemas que pueden aparecer en la piel, las cicatrices del acné, los poros y, por último, para alcanzar una piel fresca y joven de nuevo. Para todo ello se utiliza un láser de alta intensidad que da impulsos de luz a las zonas del rostro que queremos tratar, variando en intensidad y frecuencia. De ese modo, el profesional va corrigiendo las zonas poco a poco y mejorando el aspecto de manchas, arrugas, etc.

Para poder someterse al tratamiento, el paciente debe acudir a la consulta sin maquillaje en las zonas a tratar. Además, al no ser un proceso que implica cirugía ni otras complicaciones, no es necesaria la baja laboral.

Fotorejuvenecimiento facial: paso a paso

A la hora de empezar el tratamiento, el especialista comienza colocando una pequeña cantidad de crema anestésica para que la sesión sea más cómoda. Una vez la crema ha hecho efecto, se limpia la piel en profundidad y se coloca un gel conductor así como un antifaz para proteger los ojos. Seguidamente, se lleva a cabo el tratamiento mediante la luz pulsada y, una vez se ha terminado, se vuelve a limpiar el rostro en profundidad.

Por lo general, los resultados comienzan a vislumbrarse dentro de la primera o segunda semana desde la sesión inicial. De todos modos, es recomendable continuar con el tratamiento varias sesiones más para que los resultados sean mejores.

Las ventajas del Fotorejuvenecimiento facial IPL

Este tratamiento de rejuvenecimiento va a permitir corregir alteraciones en la textura de la piel (desde un aumento de la porosidad de la piel hasta la falta de brillo o de elasticidad), arrugas, alteraciones de la pigmentación (hiperpigmentación, manchas solares, manchas de la edad o pecas), arañas vasculares o queratosis actínica. Así, gracias a este tratamiento la comparación entre el antes y el después es un gran cambio.

Además, otra de sus claves es que no solo se puede aplicar en el rostro, sino que el cuello y el escote también son zonas sobre las que puede actuar sin problemas. Mejora y rejuvenece la piel de forma considerable y duradera; es un tratamiento rápido, cómodo e indoloro. Por último, no se necesita recuperación después del tratamiento ni quedan marcas o cicatrices una vez aplicado el tratamiento.

¿Existen efectos secundarios?

No tiene grandes efectos secundarios someterse a estas sesiones de rejuvenecimiento de la piel del rostro. No obstante, sí que es cierto que después de las sesiones aparecen una serie de efectos que se irán con el paso de unos días. Puede ser que tras la sesión aparezcan pequeñas escamas o costras que se van secando y desprendiendo entre una y dos semanas después del tratamiento.

Por otro lado, quienes se han sometido ya a alguna sesión afirman que es un tratamiento muy atractivo con unos resultados rápidos e impresionantes. Pero, como todo, es importante antes de llevar a cabo cualquier sesión consultar con un profesional y tener claro cuáles son los efectos y los posibles resultados, ya que cada piel es un mundo.

Si quieres saber más sobre este tratamiento e información personalizada siempre puedes visitarnos en nuestro Centro Estético Ana Marco. De todos modos, esperamos que este blog sobre el fotorejuvenecimiento facial os haya sido de utilidad.

¡Un saludo, hasta el próximo jueves!

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies