Centro de Estética Ana Marco

976 730 481 | ana@esteticaanamarco.com

Fotodepilación y sus mitos

Fotodepilación y sus mitos - Centro de Estética Ana Marco

Seguro que en alguna ocasión habéis oído a alguien hablar de la fotodepilación, sin embargo, puede que no conozcáis todas sus características y las particularidades de este tipo de depilación frente a las demás.

Se trata de un sistema de depilación permanente que se efectúa mediante un aparato que envía luz directamente a la raíz del vello. Por ello, a pesar de que comúnmente al hablar de fotodepilación tendemos a pensar en la luz pulsada o IPL, dentro de la fotodepilación se incluyen todas las técnicas de depilación que se realizan mediante la emisión de luz hacia la piel.

Tipos de fotodepilación

Láser

Es el tratamiento de depilación permanente más extendido y conocido por el público. A su vez es el más preciso y efectivo en zonas muy localizadas debido a que es el que se realiza con una mayor intensidad.

A diferencia de los tratamientos mediante luz pulsada, el láser se lleva a cabo mediante un sistema de arrastre por la piel, lo que consigue que las sesiones se realicen de forma más rápida que en los otros dos casos.

Luz pulsada intensa

Comúnmente es denominado IPL o luz pulsada, ya que la metodología para realizar el tratamiento es mediante pulsaciones en cada zona. Se trata de un proceso más lento y que precisa de un mayor número de sesiones que el láser, pero también resulta menos invasivo para la piel. Debido a esto último y a que supone un coste menor, se trata del sistema más practicado actualmente.

Sus principales diferencias con el láser radican en la metodología de aplicación y en la potencia con la que se emite la luz. Ambas dos son las causas de que los resultados no sean del todo iguales.

Luz pulsada intensa con radiofrecuencia

Se trata de un sistema similar al anterior, pero con algunas pequeñas diferencias. Es el menos agresivo y dañino para la piel de los tres, siendo a la vez el que más tipos de vello es capaz de eliminar. Esto se debe principalmente a que aquellos vellos finos o claros son más difíciles de eliminar, sobre todo si el tono de piel no hace contraste. Sin embargo, este problema se soluciona con este método, ya que es el más indicado para personas con vello canoso, claro o pelirrojo.

Mitos sobre la fotodepilación

Se han extendido numerosos mitos sobre la población acerca de los tres tipos de fotodepilación. Por eso hoy vamos a desmentiros algunos de ellos.

El láser y la luz pulsada son iguales

Como hemos comentado anteriormente, entre ambos tratamientos existen diferencias, siendo principalmente las siguientes:

  • El láser es más eficaz debido a que precisa de menos sesiones
  • Relacionado con el número de sesiones, el láser tiene un coste algo mayor que la luz pulsada
  • La luz pulsada es más recomendable para amplias zonas, mientras que el láser es preferible en zonas más localizadas

La fotodepilación no es permanente

Al tratarse de un sistema que ataca directamente la raíz del vello, tiene los efectos más permanentes del mercado, sin embargo, es necesario realizar un número de sesiones que dependerá del tipo de piel y color del vello de cada persona.

Es un tratamiento doloroso

El concepto del dolor es muy diferente para cada persona. Además, en el caso de no querer sentir nada de dolor os recomendamos la luz pulsada, ya que al efectuarse con menor potencia es más difícil que sintáis dolor. Sin embargo, a pesar de que el láser se nota más en cuanto a intensidad, la duración de las sesiones es mucho menor, y con la potencia adecuada no tiene por qué producir dolor.

No se puede depilar la zona de una sesión a otra

Este es uno de los mitos más extendidos y que a su vez más preocupa a la gente a la hora de realizarse el tratamiento. Es el mito que menos verdad tiene, ya que precisamente para la realización del tratamiento es necesario haber depilado la zona con cuchilla un poco antes.

Creemos que los que ha hecho que se extienda este mito es que durante un tratamiento de fotodepilación no podemos depilarnos con cera u otros tratamientos que arranquen el vello de raíz. Esto es debido a que la metodología se basa en la actuación sobre la raíz del cabello, por lo que, si entre sesión y sesión lo arrancamos, no habrá raíz sobre la que actuar.

Qué tratamiento elegir

Os hemos comentado las diferencias que existen entre los diversos tratamientos, por lo que ahora depende de vosotros elegir cuál es el que más se adapta a vuestro vello y piel.

En cualquier caso, si aún así tenéis alguna duda y queréis pedir información, en el Centro de Estética Ana Marco en Zaragoza os ayudamos con lo que necesitéis.

¡Hasta la próxima!

Cuidados posteriores a un tratamiento láser

Tratamiento láser - Centro de Estética Ana Marco

Cada vez son más las que se someten a un tratamiento láser ya sea para depilarse o cualquier otra acción. Sus ventajas son muchas en cuanto a seguridad, efectividad, respeto y no tiene efectos secundarios. ¿Pero, cómo debemos tratar nuestra piel antes y después de un tratamiento láser?

Cuidados antes del láser

Para que un tratamiento con láser resulte efectivo es importante que sigamos una serie de pautas antes de realizar la primera sesión. Estas son nuestras indicaciones que debemos llevar a cabo antes de un tratamiento láser:

  • No tomar el sol ni exponerse a rayos uva los 15 días anteriores al tratamiento. De esta forma evitaremos que salgas manchas solares y otras complicaciones. Si vas a salir a la calle recomendamos el uso de crema solar de alta protección.
  • Si tienes la piel clara pero en este momento está bronceada espera un mes aproximadamente desde la última vez que estuviste expuesta al sol.
  • No uses cera ni pinzas para depilarte durante el mes anterior.
  • Utiliza cremas hidratantes en la zona que se va a aplicar el láser unos días antes.
  • Consultar con un especialista si estás tomando algún tipo de medicación.

Cuidados posteriores a un tratamiento láser

  • Usa cremas que no tengan perfume o áloe vera 100% puro. Se trata de uno de los productos cuyas propiedades calmantes, regeneradores e hidratantes van de lujo tras un tratamiento láser. Se recomienda su uso tres veces al día durante los días posteriores al tratamiento.
  • No tomes el sol hasta que pasen 15 días de la última sesión. Acuérdate también de echarte crema de protección alta cuando salgas a la calle para evitar que surja algún tipo de reacción.
  • No uses maquillaje ya que puede irritar la piel.
  • Exfolia la piel para eliminar las células muertas y reactivar la circulación.
  • Si te has hecho el láser en las axilas evita los desodorantes que contengan alcohol y pueda irritar la piel ya que estará más sensible.
  • No uses saunas o piscinas de agua caliente los días posteriores
  • Entre sesión y sesión puedes pasarte la cuchilla o usar crema depilatoria, pero nunca se debe eliminar el pelo de raíz.

Esperamos que os hayan sido de utilidad estos pequeños consejos sobre cómo debemos cuidar la piel tras un tratamiento láser. Si estás pensando llevar a cabo este tratamiento y no sabes dónde ven a visitarnos a nuestro Centro de Estética Ana Marco.

¡Hasta la semana que viene!

Precauciones de la fotodepilación

Fotodepilación - Centro Estético Ana Marco

La fotodepilación es un método muy extendido y seguro pero que siempre debe estar guiado por un profesional. Hacerlo de forma incorrecta o sin las condiciones necesarias puede conllevar efectos secundarios que llegan a ser molestos e incluso peligrosos. Esto se debe a que la fotodepilación no deja de ser la destrucción del vello que encontramos en la piel mediante el calor.

Aun así, debemos tener en cuenta que es normal cuando hablamos de fotodepilación que cada piel es un mundo. Habrá gente que, aunque el tratamiento se haya llevado a cabo correctamente pueda percibir cierta inflamación, algo de dolor e incluso de enrojecimiento. Esto igual se debe a que hablamos de una piel muy sensible y, por lo tanto, a los días disminuirá la sensación. De todos modos, lo más importante es hablar con la persona profesional que vaya a realizar la fotodepilación para que nos comente los posibles efectos secundarios según nuestro tipo de piel.

Sí que no es nada recomendable para aquellas personas que sufran fotosensibilidad, que tienen varices o problemas de coagulación sanguínea, que están con fiebre muy alta o una infección o que tienen una piel muy bronceada.

Fotodepilación durante el embarazo

Noexisten evidencias científicas que demuestren que la fotodepilación afecte durante el embarazo. Esto se debe a que la penetración que se realiza en la piel durante el tratamiento no supera los 7 milímetros. Aun así, muchos centros no recomiendan su uso durante la pregnancia.

Aun así, durante el periodo de gestación es normal experimentar un cambio hormonal que puede llevar a que aparezca pelo en zonas no deseadas, pero este desaparecerá cuando la hormonación se estabilice de nuevo.

De esta forma, esperamos haberos ayudado con este blog a conocer las precauciones sobre la fotodepilación que hay que tener en cuenta cuando queremos realizar el tratamiento. Si estás pensando en llevarlo a cabo o quieres saber más nuestro equipo de profesionales te espera en nuestro Centro de Estética Ana Marco.

¡Hasta pronto!

Tratamiento IPL (Luz Pulsada Intensa)

Tratamiento IPL | Ana Isabel Marco - Gabinete de Belleza

Si estás interesada en mejorar tu aspecto físico deberías conocer el tratamiento IPL. El IPL proviene de la denominación anglosajona Intense Pulsed Light; que, en castellano, significa Luz Pulsada Intensa. Este tratamiento permite eliminar las huellas que el paso del tiempo, el estrés y, sobretodo, el sol, dejan en la piel, proporcionando un rejuvenecimiento global y uniforme del rostro, cuello, escote e incluso de las manos.

Se trata de un tipo de láser concreto que emite una banda ancha de luz y conseguirá los efectos deseados en tu piel. Además, es el mismo láser que, por otra parte, se utiliza para llevar a cabo efectivas sesiones de depilación.

Signos del envejecimiento en la piel

Es normal que nuestro rostro refleje el paso de los años. Además, ahora nos encontramos con el fotoenvejecimiento del rostro que se debe al efecto acumulado de la luz ultravioleta a lo largo de los años y se manifiesta en forma de cambios de la coloración (manchas oscuras, rojeces, arañas vasculares, etc.), pérdida del tono y pequeñas arrugas en las zonas más expuestas a la luz. Parte del fotoenvejecimiento se debe a la aparición de los siguientes signos:

  • Poro más abierto.
  • Manchas solares.
  • Lesiones pigmentadas hiperqueratósicas.
  • Lesiones soborreicas.
  • Capilares rotos y rojeces difusas.
  • Falta de brillo y lustre en la piel.

Antes se trataba cada una de estas manifestaciones por separada. Ahora, el tratamiento IPL puede corregir todos estos signos y, además, mejorar la calidad de la piel.

¿Cuáles son los efectos del tratamiento IPL?

En cuanto a los efectos que logra el tratamiento IPL destaca la recuperación del estado más saludable de la piel. Como ya hemos comentado, al paso de los años se suman a las causas del envejecimiento otras muchas causas como el desgaste de la piel por la contaminación o por el trabajo, etc. Estas circunstancias hacen que aparezcan ciertas manchas en las partes visibles del cuerpo, como puede ser el rostro. Aunque no solo se trata de manchas, sino que también pueden surgir texturas rugosas o venitas visibles.

Por consiguiente, la consecuencia del empleo de esta energía luminosa del láser en las capas profundas de la piel va a permitir eliminar todas las rojeces, así como las manchas con pigmentos, las arrugas finas y los poros dilatados. Todo ello va a mejorar de forma gradual el estado de la piel y aportará la luminosidad que se había ido perdiendo con el paso del tiempo.

La calidad de la piel se incrementa por el hecho de que, al mismo tiempo, el efecto del láser provoca una estimulación de la formación de colágeno, que es la sustancia relacionada con la elasticidad y flexibilidad de la piel.

En resumen, la luz pulsada intensa mejora la calidad de la piel ya que:

  • Permite unificar el tono y textura de la piel.
  • Elimina manchas marrones y rojas.
  • Reduce la profundidad de las arrugas.
  • Reduce el tamaño del poro.
  • Ayuda a sintetizar nuevo colágeno en la dermis.
  • Piel con aspecto más joven y descansado.
  • Mayor luminosidad del rostro.

¿Cómo se aplica?

Uno de los aspectos más importantes para realizarse un tratamiento IPL es que su utilización permite obtener unos resultados uniformes en las zonas que están más expuestas, es decir, la cara, el escote, el cuello y las manos. Además, su aplicación proporcionará una mayor frescura a la piel, lo que te permitirá sentirte más joven y que tú autoestima aumente. Los pasos que se siguen para su realización son los siguientes:

  • Sobre la piel limpia se coloca una crema anestésica durante aproximadamente 30 minutos
  • Se retira la crema, se colocan unas gafas de protección ocular y se aplica un gel para refrescar la piel durante el tratamiento.
  • Se realiza el tratamiento mediante luz
  • Al terminar se aplica una mascarilla calmante durante 10 minutos

Por otro lado, señalas que se trata de un tratamiento cuyo proceso no daña la piel. Pero, como ya hemos comentado, para su realización es importante tener la piel limpia, así que no han de quedar en ella rastros de crema o de maquillajes.

¿Cuándo apreciaré los resultados del IPL?

Para la realización del tratamiento IPL son necesarias entre tres y cinco sesiones las cuales se deberán espaciar en un rango de tiempo de mínimo tres semanas. El proceso dura entre media y una hora y sus efectos se podrán apreciar de forma inmediata aunque es algo progresivo según avances las sesiones y que durará un año aproximadamente.

¡Importante! Igual que has de acudir a las sesiones con la piel limpia, tampoco debes exponer al sol las partes en las que se va a realizar al tratamiento durante las dos semanas previas a este. Por último, el tratamiento, al no ser agresivo, te permitirá maquillarte como hacer las actividades normales de tu día a día de forma instantánea.

¡Cuidado con el sol!

Recuerda no exponer las áreas tratadas al sol durante mucho tiempo; y, en el caso de hacerlo, siempre bajo la protección de una crema solar. De esta manera conseguirás que los efectos se mantengan durante más tiempo. Asimismo, no recomendamos que durante el primer mes de tratamiento te sometas a otras técnicas estéticas como abrasiones o peelings.

Ventajas del IPL:

En definitiva, el tratamiento IPL es una gran alternativa para rejuvenecer la piel sin sufrir efectos secundarios y cuyas ventajas podemos resumir en las siguientes:

  • Recuperación rápida: el paciente puede retomar sus compromisos sociales y profesionales justo después de terminar la sesión.
  • Tratamiento global de la piel: IPL trata al mismo tiempo todos los signos de envejecimiento de la piel.
  • Tratamiento Multi-área: IPL puede aplicarse en diversas zonas del cuerpo: rostro, cuello, escote y manos. Además, todas se pueden tratar en una misma sesión.
  • Confortable: es un tratamiento que no tiene efectos secundarios y los pacientes toleran bien.
  • Compatible con otras técnicas: puede combinarse el tratamiento IPL con otros, como la Toxina Butulínica o los rellenos faciales.

Así, esperamos que este artículo sobre qué es el tratamiento IPL (Luz Pulsada Intensa) os haya sido de utilidad. Si aún tenéis dudas, siempre podéis visitarnos en nuestro centro de estética Ana Marco, en Zaragoza.

 

El láser de última generación

El láser de última generación | Ana Isabel Marco - Gabinete de Belleza

¿En qué consiste?

El láser emite una luz que traspasa la piel hasta llegar al pigmento del pelo, la melanina. De esta manera quema la raíz del pelo y lo destruye.

Existen diferentes tipos de láser como de depilación.

Tipos de láser:

-Alejandrita. Este láser emite 755Nm, es el más recomendado para eliminar el vello grueso ya sea oscuro claro.  Es bastante rápido y no requiere un rasurado previo. Sin embargo no es el más apropiado para pieles oscuras.

-Diodo: Emite una longitud de 800-810Nm, permite tratar fototipos oscuros y bronceados.

-Neodimio Yag : es el más apto para todo tipo de pieles pero sin embargo es el menos eficaz.

Por otro lado la Fotodepilación es otro método de eliminación de vello. Este método tiene como virtud que se puede utilizar para todo tipo de pieles, mientras que la depilación láser suele ser más efectiva en piel clara con pelos oscuros. Sin embargo la fotodepilación puede hacerse para todo tipo de piel y vello. Da igual que seas rubia o morena, con la depilación IPL podrás eliminar el vello deseado.

Con IPL nos referimos a Fotodepilación con Luz Pulsada Intensa (del inglés “Intense Pulse Light”). El IPL es el método de depilación más recomendado para personas con pieles sensibles. Esto es así porque la fotodepilación emite unas ondas menos dolorosas en comparación con el láser, por lo tanto ha adquirido la condición de indolora.

En cuanto a contraindicaciones, no se han detectado efectos secundarios en la piel después de aplicar este método. Puede ocurrir que la piel se irrite después de una sesión de IPL pero por ello en los centros a los que acudimos, nos recomiendan una serie de cremas para trata nuestra piel.

En nuestro gabinete de belleza Ana Marco te asesoraremos e informaremos de todo lo que desees saber.

Estaremos encantados de conocerte.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies